Lunes a Domingo 9:00 am - 9:00 pm

Top

Unicentro renueva sus espacios experienciales

Uno de los centros comerciales más icónicos de Bogotá se ha convertido en un espacio de encuentro más allá del comercio. Exposiciones, muestras, festivales y conciertos son algunas de sus apuestas. Un centro de experiencias, eso es Unicentro.

En la letra de la balada rock Mi Generación, del grupo bogotano Poligamia, su cantante, Andrés Cepeda, reclama: “Me enseñaron de pelado / que Dios solo muestra un lado / y se le reza en inglés. / De mi casa hasta Unicentro / nunca tuve mucho tiempo / para preguntar por qué”.

Para la mayoría de los nacidos en la capital en los años setenta, como lo son los miembros de esa agrupación, Unicentro Bogotá es un referente. También lo es para la ciudad: pocos lugares se han asentado en las costumbres de la capital como lo ha hecho ese legendario centro comercial.

Desde que abrió sus puertas en 1976, se convirtió en uno de esos destinos para los que no hace falta indicar calle ni carrera exacta. Todo un ícono. Este centro comercial ha evolucionado al ritmo de las nuevas generaciones. No lo ha hecho únicamente cambiando su aspecto y dándoles espacio a las marcas de moda, sino también a través de la renovación de sus experiencias.

Sí: ir de compras y comer en restaurantes es toda una experiencia, uno de los planes favoritos de muchos. Pero en este caso –en Unicentro Bogotá– se quiso ir mucho más allá de lo que la definición tradicional de un centro comercial enmarca. Basta con darle un vistazo a la programación de eventos: muestras gastronómicas, exhibiciones artísticas, conciertos, exposiciones. Mucho más que una actividad comercial.

“Hemos estado trabajando en llevar este centro comercial al siglo XXI”, comenta Camilo Ángel, gerente general de Unicentro Bogotá. “Y les estamos dando a los visitantes la oportunidad de que tengan experiencias distintas”, agrega. Se trata de eventos como el Salón del Queso, El Mundo según Mafalda y la famosa exposición científica itinerante Bodies, por mencionar solo algunos ejemplos. Estas experiencias van mucho más allá de las estrategias que usualmente se llevan a cabo en entornos comerciales para atraer visitantes. Es toda una dinamización de la oferta cultural de esta zona de la capital.

Y es que Unicentro Bogotá constituye un punto neurálgico en la ciudad. De acuerdo con Ángel, un total de 80.000 personas en promedio visitan este espacio cada día. “Es una cifra superior al tráfico del muelle nacional del Aeropuerto Internacional El Dorado”, explica. Por lo tanto, toda actividad que se realice en estas inmediaciones tiene una audiencia casi que asegurada. Y si a esto se suma la posibilidad de adaptar los auditorios a la medida de cada evento y la existencia de una infraestructura que suple todas las necesidades del público –con acceso a baños, restaurantes y estacionamiento– surge una combinación perfecta para la producción de eventos de alto nivel.

Un gran escenario

El éxito de esta sinergia se refleja en el incremento de visitas al centro comercial. La novena edición del Salón del Queso atrajo 38.000 personas durante cuatro días. Y la exposición Bodies, que llevaba una década sin venir al país, no se quedó atrás, con un promedio de 1.200 visitantes diarios entre los meses de junio y agosto de este año.

Con estos precedentes, no es de extrañar que la cartelera de eventos que tengan como sede a Unicentro Bogotá sea una fuente de consulta obligada. Este mismo año se suman al listado Expocervezas, del 17 al 20 de octubre, y Lego Fun Fest, una muestra sobre los populares bloques Lego, que se tomará el centro comercial del 24 de octubre al 11 de noviembre, y varias exhibiciones especializadas en bodas y concursos de disfraces en Halloween, entre otras.

Además, la Navidad en Unicentro Bogotá tendrá un concepto muy novedoso, los visitantes pasarán una Navidad ‘de pelos’.

La planeación no se detiene. “Queremos hacer eventos culturales que sean de gran magnitud para la ciudad”, concluye Ángel.

Fuente: Semana

Compartir

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.